Ante las primeras horas de la huelga de presas y presos en EEUU #PrisonStrike #August21

Comunicado tras el primer día de huelga a escala nacional. – Cuando escribimos este comunicado la huelga de presos #August21 lleva en marcha más de veinticuatro horas. Durante el primer día nos han llegado desde las cárceles noticias de acciones para la huelga de presos desde Halifax, Nova Scotia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Florida, el centro de internamiento de extranjeros de Tacoma, Folsom (California) y Washington.

Hemos sabido de acciones de solidaridad en veintiún ciudades de Estados Unidos, así como en Leipzig (Alemania). Hemos visto que los presos políticos palestinos, encarcelados por la ocupación sionista, han emitido un manifiesto de solidaridad desde las cárceles en la Palestina ocupada.

Hemos convocado esta rueda de presa porque en el equipo de comunicación sobre la huelga a este lado de los muros estamos sobrepasados por la gran cantidad de reporteros y medios que quieren cubrir las noticias de la huelga.  En nuestro grupo hay quien mantuvo relaciones con los medios en la huelga de 2016 y notamos una diferencia dramática entre entonces y ahora.  Agradecemos a todos los medios de comunicación su interés por este movimiento pilotado por los propios presos.  Muchas preguntas coinciden y queremos contestarlas todas de una sola vez.

Ante la ausencia de relatos detallados sobre las acciones que tienen lugar en las cárceles es imprescindible que se entienda que las tácticas que se están usando en esta huelga no siempre se ejecutan a la luz del día. Presas y presos están haciendo boicot a los economatos, se están comprometiendo en huelgas de hambre que el Estado no reconocerá hasta que pasen días, y se comprometen en sentadas y huelgas laborales de las que no siempre se informa al exterior. Como vimos en 2016, los departamentos penitenciarios no son una fuente fiable de información sobre estas acciones y más bien las niegan y buscan reprimir a quienes se comprometen en ellas.

Hemos hablado con familiares de presas y presos que están convencidos de que las líneas de teléfono están desbordadas en muchas cárceles. A nivel del estado de Nuevo México las cárceles están bloqueadas por un estado de alerta; el departamento de Instituciones Penitenciarias de ese estado ha mantenido un esfuerzo continuado para prevenir la huelga y lo está manteniendo para silenciarla.

Alentamos a quienes informen de la huelga a destacar las acciones que conocemos, pero también a tener en cuenta que los huelguistas pueden resistir de maneras difíciles de cuantificar y de percibir. Alentamos a los periodistas a apelar a la Freedom of Information Act, lo que puede sacar a la luz intentos de las cárceles para sofocar la huelga, y también pruebas de boicot y otras actividades de resistencia.

Los medios no deben olvidar que esta huelga se ha puesto en marcha en torno a diez demandas diferentes. Si bien la esclavitud en prisión se ha convertido en la fuerza que galvaniza la atención pública, y es un elemento clave de la protesta de los presos, es importante informar del conjunto de peticiones una por una.  El público necesita entender cómo funciona de verdad la legislación sobre sentencias, cómo funcionan las leyes dirigidas a bandas y pandillas, cómo funcionan las leyes de apelación para presas y presos, y por qué la protesta de presas y presos se enfoca hacía esto. Necesitamos que se hable sobre la falta de programas de rehabilitación, sobre la falta de atención a la salud mental, sobre la falta de programas educativos, y sobre cómo esto pone en evidencia las proclamas ostentosas sobre reinserción.

La redacción de estas reivindicaciones ha sido un proceso cuidado y coordinado a nivel nacional, basado en el análisis de las circunstancias de violencia que se dieron en la cárcel de Lee a principios de este año, en una comprensión de cómo el Estado fomenta estos estallidos de violencia y de que son necesarios cambios para prevenir esta violencia recurrente. Esta huelga es una campaña por los derechos humanos, y cada una de sus reivindicaciones debe entenderse desde el punto de vista de los derechos humanos.

22 de agosto de 2018. – Equipo de prensa de #PrisonStrike: prisonstrike.com

Amani Sawari
Jailhouse Lawyers Speak / La Voz de los Defensores Presos
prisonstrikemedia@gmail.com

Jared Ware
Periodista independiente especializado en la cobertura de luchas en las cárceles
jaybeware@gmail.com
@jaybeware en Twitter

Brooke Terpstra
Comité para la Organización de los Trabajadores Encarcelados – Incarcerated Workers Organizing Committee (IWOC)
National Media Committee
brooke@incarceratedworkers.org
@IWW_IWOC en twitter

A %d blogueros les gusta esto: