EL EQUIPO DE PENITENCIA HA VISITADO LA PRISIÓN DE BREDVEIT EN NORUEGA

 

No deja de ser una prisión donde se priva a la persona de su bien más preciado, “La libertad”.

El equipo de Penitencia ha visitado en abril, la prisión abierta de mujeres de Oslo. Las internas cumplen su condena allí pero con un régimen más abierto y garantista que en España. Salen a diario a trabajar, estudiar, hacer prácticas etc.

El sistema Noruego confía en que toda persona tiene cualidades importantes y válidas para aportar a la sociedad una vez cumplida su condena. Más allá del castigo que supone vivir allí, se enfocan en la rehabilitación y reinserción de la persona. Tienen una oficial personal para cada interna que se ocupa de trabajar los problemas y conflictos que le han llevado a prisión. Todas las mañanas hacen una dinámica en grupo para valorar como se encuentran. La mirada dista mucho del enfoque que hay en nuestras prisiones en España.

Procuran que la relación familiar sea estrecha y que la duración de la condena sea la mínima posible para volver a sus vidas lo antes posible y en las mejores condiciones.

Desde hace diez años cuentan con una casa familiar donde las niñas/os visitan a sus madres y pasan la tarde, una noche a la semana y un fin de semana al mes, así como sus parejas.

Los servicios de la prisión son todos externos, desde el sanitario, educativo o psicológico. De esta manera se preserva su intimidad y confidencialidad, ala que le dan un gran valor.

Su arquitectura llama pronto nuestra atención por sus espacios ambles y abiertos. Comedores pequeños cerca de sus habitaciones donde comen en pequeño grupo. Talleres con espacio y luz y lo más importante talleristas formadas con una relación cercana y respetuosa con las internas.

 

A %d blogueros les gusta esto: